Real Zaragoza en la web de aficionados del Real Zaragoza.

El Sevilla juega con un novillo

Publicar noticia
mallorquina04 Por mallorquina04

el 13-04-2012 a las 00:19

1 VOTOS

El Sevilla juega con un novillo

Apoño lesionado
Apoño lesionado

Del Real Zaragoza que jugó contra el Barcelona no quedó ni un átomo en el Sánchez Pizjuán. Del equipo que venía de ganar tres partidos consectivos y de caer contra el mejor conjunto de la historia de este deporte y de algún otro con dignidad y lucha ejemplar, nada se vio en Sevilla. O le sentó mal saltar al campo con la información de que el Villarreal había remontado frente al Málaga en la prolongación, tiempo que parecía exclusivo para la fiesta zaragocista, o simplemente regresó a toda velocidad a su peor versión.

Por medio se metió el Sevilla, que se encontró un partido inesperado y a un David Mateos fuera de sí en su vuelta a la titularidad. Negredo le hizo el nudo de la corbata cuando quiso, y el chico acabó desquiciado frente a un 9 de categoría que hizo dos goles aprovechándose del becario que le pusieron encima. Mateos fue un manojo de nervios desde el primer minuto, cuando le dejó el codo a Palop en la nuez, una acción sin sentido que podía haberle costado la roja.

Álvarez las pasó también canutas. Jiménez le puso de lateral izquierdo y Jesús Navas sacó el turbo para irse del argentino cuando le vino en gana. Supersónico, el extremo se desplegó a la antigua usanza en una capea donde dio todo tipo de capotazos a la zaga aragonesa, que entró al trapo como novillo tierno. Para colmo, Pintér no se bajó de la tanqueta que conduce, a un ritmo propio de los años cincuenta. Entre tanta lentitud y futbolista pasmado, el Sevilla ni siquiera tiró de cuchillo.

El primer gol llegó por donde siempre. Fazio saltó y antes de que rematara el público se abrazaba en la grada del Nervión. De córner, por arriba. Y mira que lo ensayan. Pues el central argentino metió al Real Zaragoza el 15º tanto que encaja por vía aérea. Después Pintér echó el ancla y perdió un balón en zona de máximo riesgo, a lo que Manu del Moral resondió con una milimétrica y eficaz asistencia para Negredo. Por allí corría también Mateos para contemplar más de cerca el remate de su pesadilla.

El tercero cerró el partido antes del descanso y retrató a toda la defensa. La pelota quedó en tierra de nadie con Mateos viéndola botar, Luna corrió hacia ella y tras una serie de pasodobles por el área, el esférico cayó en la cabeza de Negredo y dentro de la portería de un Roberto también muy atacado de los nervios.

La actitud cayó goleada en un abrir y cerrar de ojos, como si no hubiera nada en juego, como si nada importara. Como si los futbolistas colaboraran entregados en una operación de márketing para que se llene La Romareda el domingo frente al Granada. Jiménez, muy desafortunado a la hora de construir o desTruir la defensa, había pedido valientes para no tener que llegar acongojados a esa cita. Espera La Romareda como gota de oxígeno para seguir creyendo o como tumba definitiva.

Fuente: El Periódico de Aragón

Comentarios

1 Comentarios
cachirulo

cachirulo estubimos poquitos en sevilla conmigo creo que fuimos 7 aficionados

el 13-04-2012 a las 22:42

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

¿Contraseña olvidada?

Si aún no estás registrado en losblanquillos.com: