Real Zaragoza × en la web de aficionados del Real Zaragoza.
Real Zaragoza
La red social de aficionados del
Real Zaragoza

Seguimos regalando puntos.

Elarmonicorojo Por Elarmonicorojo

el 13-05-2017 a las 09:27

Zaragoza-Cádiz.
Zaragoza-Cádiz.

El Real Zaragoza deja escapar

2 puntos en el último minuto ante el Cádiz

Los andaluces igualaron in extremis el gol inicial de Ángel y la situación de los de Láinez sigue en coordenadas complicadas.

 

Paco GiménezZaragozaActualizada 12/05/2017 a las 23:38

VER GALERÍA

 

Nada cambia en el Real Zaragoza de la era Láinez. Su trabajo solo le da para sacar réditos en la primera parte, esta vez un tanto del goleador Ángel justo antes del descanso para irse con ventaja mínima al mismo. Y, tras la pausa, asoma el ya habitual deterioro de su juego, su falta de acierto ante el gol en momentos culminantes y, esta vez ante el Cádiz puntero en la clasificación, la mala pata de encajar el 1-1 en el minuto 89, cuando los 3 puntos de la perseguida victoria ya se tocaban con la yema de los dedos. Los zaragocistas alcanzan los 47 puntos, por goteo, y las cuentas seguirán sin salirle cuando concluya el domingo esta 38ª jornada que arrancó este viernes en La Romareda.

Baja calidad futbolística tuvo la primera parte. El Real Zaragoza, basando todo su método ofensivo en la búsqueda de los clásicos pases largos a Ángel y con conducciones pausadas y cansinas. Y el Cádiz, pertrechado atrás, en busca de enganchar algún contragolpe, siempre buscando el ala izquierda, donde Álvaro García siempre dio la sensación de peligro ante Feltscher, la novedad en el equipo de Láinez, que dejó en el banquillo al tocado Isaac. Pasaron infinidad de minutos sin que sucediera nada. Al trote unos y otros. Como si el 0-0 no generase demasiado problema a nadie.

El Real Zaragoza, como ya es habitual en casa últimamente, encontró una excelente ocasión de gol al poco de comenzar el duelo. Fue en el minuto 4, tras una penetración por la izquierda de Bedia, que puso un pase perfecto al área pequeña donde Ángel entró solo, a placer, para anotar. Pero su culminación en carrera se estrelló en el cuerpo de Cifuentes, abortando una ocasión palmaria para el 1-0. Con fuerzas, el equipo de Láinez es capaz de hallar huecos y puntear las defensas contrarias. A la salida del córner en el que concluyó ese marro de Ángel, fue Marcelo Silva el que cabeceó en segunda instancia para que de nuevo el portero gaditano salvara el tanto junto al palo izquierdo.

Fue un espejismo ese arranque ofensivo de los aragoneses. El diapasón del fútbol bajó a cotas mínimas desde ese momento. El Cádiz, advertido del filo del Real Zaragoza en ese tipo de acciones, cerró filas atrás, con los centrales Aridane y Sankaré clausurando siempre con acierto las búsquedas constantes de sus espaldas por parte de Ángel. Y, además, con Álvaro, Salvi y Aketxe cada vez más enchufados, fue capaz de montar varios contragolpes con amenaza seria para la portería de Ratón. Alvaro García concluyó una penetración en el área, donde superó con facilidad a Feltscher, con un chut raso, cruzado, que se marchó fuera por poco en el 21. Y, dos minutos después, una falta lejana botada por el especialista Aketxe, botó en el área y Ratón tuvo que despejar a dos manos con muchos apuros cuando el balón se colaba (Garrido casi remachó entrando desde atrás). El Real Zaragoza también estaba avisado de los peligros que tenían los andaluces.

Todo fue espesura en la línea de medios. Pases sin salida, con Ros intentando abrir brechas sin éxito. Juego horizontal, con Lanzarote obturado, muy solo. Con Pombo más activo que últimamente, pero sin hallar apoyos en las paredes dibujadas. Los laterales, esta vez, estuvieron ciegos en ataque. A Feltscher, de eso, poco se le puede exigir. A Cabrera, muy poco más. Tras un amago inerte de Ángel, cerrado sin ángulo, en el minuto 25, llegó una clara ocasión del Cádiz en la cabeza de Salvi, solo en el área pequeña, pero su testarazo le salió centrado, a la posición de Ratón, que paró sin problemas.

El primer tiempo encaró su recta final entre gestos de desagrado del graderío. No había fluidez, ni ideas. Zapater se desesperaba a la hora de sacar la pelota desde atrás, apoyado por José Enrique. Era imposible ligar cuatro pases seguidos ante un Cádiz ciertamente decepcionante en su propuesta. En el 42, Pombo decidió irse solo por el centro y le salió bien la penetración. Llegó a la corona del área y decidió marcarse un disparo con el exterior del pie en busca de la escuadra, pero se le marchó alto por un metro. Fue el anticipo del 1-0, que llegó justo en el último instante del primer tiempo.

La jugada nació en una falta lejana que Lanzarote sacó con celeridad sobre el pillo José Enrique, que se abrió por la izquierda mientras los gaditanos se colocaban. El centro del valenciano lo cabeceó a bocajarro Ángel para anotar un tanto balsámico para el Real Zaragoza. Un gol surgido de la nada, pero de enorme valor en un día tan importante para intentar acercarse a la permanencia matemática. Ni se sacó de centro.

De nuevo, un día más, el guion en La Romareda se repetía. El cuadro zaragocista se fue al descanso con una ventaja mínima y tocaba replantear el boceto táctico. El reto de las segundas partes estaba servido.

El Cádiz, como mandaba el partido, hizo un cambio. Abdullah suplió al desdibujado Garrido para meter algo de gasolina en el centro del campo andaluz, muy torpe hasta entonces con el exzaragocista José Mari muy desdibujado. Láinez apostó por los mismos once.

Y la partitura del partido siguió a pies juntillas, nada más arrancar el segundo tiempo, lo de días anteriores. Desesperante ver al equipo zaragocista defendiendo 10 metros más atrás, con pocas luces en la salida de la pelota y los nervios crecientes en defensa. Así, en el minuto 53, un error garrafal den el pase atrás de Zapater patrocinó el 1-1 a Álvaro García, que se marchó solo hacia puerta con la duda monumental de Ratón, que pudo salir a interceptar el balón y decidió recular. Álvaro lo regateó y, escorado, a puerta vacía, remató a gol; pero Feltscher había seguido la acción con rapidez y llegó a tiempo de salvar el tanto bajo palos. Un milagro.

El Real Zaragoza ya no tenía el balón como antes del intermedio. El Cádiz notó el oxígeno de Abdullah. Olía de nuevo a sufrimiento. Ros ya no salía de su zona. Bedia, un partido más, sufrió su apagón. Pombo, el más activo de la media, fue el mejor ayudante en las contras de Ángel, haciendo varias diabluras que levantaron al público de las butacas. Pero no había continuidad en la posesión y los andaluces se vinieron cada vez más arriba. Además, Cervera metió a Güiza enseguida en el campo. Toda su dinamita. Precisamente Güiza estuvo a punto de empatar en el 63, en el segundo palo, al rematar forzado tras un córner peinado por Ortuño. Su toque se marchó fuera pegado al poste.

Los de Láinez, con Xumetra ya en el campo en relevo de Lanzarote, al que solo le dio una hora de actividad, pudieron remachar el partido en un remate de José Enrique a quemarropa tras un córner sacado por Pombo. Pero el derechazo del central blanquillo se fue por encima del larguero increíblemente. Una ocasión cristalina que habría metido el partido en otra dimensión bien distinta.

Feltscher se multiplicó en defensa para taponar el acoso cadista. Marcelo Silva hizo lo propio, éste por alto. El público entendió que tenía que jugar también y los ánimos y cánticos desde las gradas fueron in crescendo, según se acercaron los últimos 20 minutos. Láinez sustituyó al acalambrado Bedia por Isaac, que ejerció de extremo diestro, cambiando a Xumetra a la banda izquierda y metiendo a Pombo como volante junto a Ros y Zapater. Una reestructuración novedosa de refresco para los minutos cruciales.

El juego llegó roto a ese tramo decisivo. Ambos equipos jugaban a la improvisación, sobre todo el Cádiz, con síntomas de desesperación. El Zaragoza miraba el cronómetro y apenas proponía nada ofensivamente. Solo se trataba de destruir, de romper cualquier intento gaditano de llegar al área de Ratón. El público llevó en volandas al equipo. Como en los mejores días. Pero no fue suficiente.

En el último minuto, el fantasma de toda la temporada, el de la inferioridad, el del mal fario, apareció en la única llegada a la puerta de Ratón en el último cuarto de hora. Un mal rechace de la zaga aragonesa tras una falta volcada al área por Aketxe, quedó a 25 metros para que Aitor, que llevaba escaso tiempo sobre el césped, empalmara raso, atravesara toda la maraña de hombres, y batiera al portero blanquillo pegado al palo izquierdo de la portería. Tremendo varapalo.

No quedó ahí el disgusto. Porque, del bajonazo moral general, el Real Zaragoza aún sacó fuerzas de flaqueza para generar una ocasión de gol en el tiempo de aumento. La llevó Isaac arriba, combinó con Feltscher que se la pasó a Xumetra dentro del área. Tras el control, el catalán, con todo a su favor, cruzó el balón en exceso y se le marchó fuera cuando el gol se cantaba. Todavía acrecentó más el paladar ácido del zaragocismo este final.

Volaron 2 puntos claves para haber atado la salvación. Los de Láinez repiten obra y libreto. Su segundo tiempo resultó un día más inerte. Y, esta vez, ante otro rival de los de la parte alta de la tabla, no les dio para sujetar la ventaja adquirida previamente. El padecimiento va para largo. Ahora, cosas de jugar el viernes, toca fin de semana de radio, de internet, de mirar a todos lados para ver si los resultados de terceros favorecen o, por el contrario, agravan un poco más la situación. El paso de las horas dirá.

 

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Ratón; Feltscher, Marcelo Silva, José Enrique, Cabrera; Zapater; Lanzarote (Xumetra, 60), Edu Bedia (Isaac, 76), Javi Ros, Pombo (Alex Barrera, 85); y Ángel.

Cádiz: Cifuentes; Malón, Aridane, Sankaré, Luis Ruiz (Aitor, 80); José Mari, Garrido (Abdullah, 46); Salvi (Güiza, 62), Aketxe, Álvaro García; y Ortuño.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Amonestó a José Mari (71) y Xumetra (87).

Goles: 1-0, min. 45: Ángel. 1-1, min. 89: Aitor.

Incidencias: Noche tormentosa en Zaragoza, con algún chaparrón en las dos horas previas al partido que mojó el césped, que presentó un buen estado. Presenció el partido en el palco Pepe Mejías, exfutbolista de ambos equipos. En las gradas, alrededor de 16.000 espectadores, de ellos, más de un centenar eran seguidores del Cádiz.

 

 

Fuente: http://www.heraldo.es/noticias/deportes/futbol/real-zaragoza/2017/05/12/comienza-real-zaragoza-cadiz-1175205-611027.html
Tu comunidad,
en tu móvil
1 VOTOS

Gracias por colaborar con nosotros. En breve comprobaremos la noticia que has denunciado y actuaremos consecuentemente.

Comentarios

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en losblanquillos.com: