Real Zaragoza × en la web de aficionados del Real Zaragoza.
Real Zaragoza
La red social de aficionados del
Real Zaragoza

Oliver buff

¡Valora el tema!
Total

 

1 voto
mariajose
mariajose el 13-06-2017 a las 14:02:16

 

Oliver Buff, refuerzo sorpresa

por  
Tamaño de la fuente: 
Decrease font
 
Enlarge font
foto uefa.com
foto uefa.com

El centrocampista suizo de 24 años Oliver Buff es el quinto refuerzo del Real Zaragoza 2017-2018. Llega libre tras finalizar su compromiso con el Zurich de la primera helvética.

Se trata de un mediocentro que puede actuar, también, en la banda diestra. Dotado de una excelente técnica, se caracteriza por su recorrido y por su pegada a puerta, siendo especialista en lanzamiento de faltas.

Este curso ha jugado 31 partidos -26 de liga, 2 de Copa y 3 de Europa League- en los que ha anotado 10 goles.

 

 

Tu comunidad,
en tu móvil
balon111
balon111 el 05-07-2017 a las 21:40:38

Oliver Buff será presentado en la mañana de este jueves en La Romareda

 

El Real Zaragoza llevará a cabo, en la mañana de este jueves, 6 de julio, la presentación de Oliver Buff (Baden, Suiza, 3 de agosto de 1992) como nuevo jugador del Real Zaragoza, una vez superadas las pruebas de su reconocimiento médico. La comparecencia ante los medios de comunicación se llevará a cabo a las 12:00 de la mañana. A continuación, en torno a las 12:30, Buff saludará a los aficionados zaragocistas en el terreno de juego del estadio de La Romareda.

http://www.realzaragoza.com/noticias/oliver-buff-ser-presentado-en-la-ma-ana-de-este-jueves-en-la-romareda

balon111
balon111 el 06-07-2017 a las 22:58:29

"Tenía claro que quería venir aquí; el Real Zaragoza es un club grande"




"Quiero progresar y lograr éxitos. Tenía claro que quería venir aquí. El Real Zaragoza es un Club grande". Oliver Buff ha centrado la atención en el estadio de La Romareda, en el acto de presentación oficial. El jugador suizo se incorpora a la disciplina blanquilla durante las dos próximas temporadas.

Buff, que se ha desarrollado su trayectoria deportiva en el Zürich suizo, reconoce que es un reto el salto de calidad que supone militar la próxima temporada en la formación zaragocista. 

También reconoce que el Real Zaragoza, por tradición, proyecto, infraestructura, aficionados... debe ser un club de la máxima categoría: "Es un objetivo que merece la afición y el club".

http://www.realzaragoza.com/noticias/ten-claro-que-quer-venir-aqu-el-real-zaragoza-es-un-club-grande

balon111
balon111 el 15-07-2017 a las 12:40:35

Buff, el primer refuerzo que llama la atención

 

En los pocos días de trabajo del Real Zaragoza, el mediapunta suizo está mostrando sin cesar su calidad con el balón y sus fundamentos creativos.

 

Paco Giménez Zaragoza 15/07/2017 a las 06:00
     
     
     
     
     
Buff, el primer refuerzo que llama la atención
Oliver Buff, colocado por el entrenador, Natxo González, al inicio de un ejercicio táctico llevado a cabo en el entrenamiento de este viernes.Raquel Labodía

Apenas una decena de sesiones de entrenamiento, solo cinco días de trabajo tras el regreso vacacional, un equipo casi nuevo con 9 refuerzos externos y varios chicos canteranos promocionados desde el filial... es el momento de volver a conocer a los nuevos (una legión), de valorar sus cualidades, de observar sus virtudes y posibles defectos, de ir haciéndose una idea progresiva del nuevo Real Zaragoza que viene.

Se trata de ese momento del verano, tan reiterado en la última década en los ensayos zaragocistas a estas alturas de julio, donde la pretemporada es una aventura llena de recién llegados, de rostros desconocidos, de voces y ademanes no registrados a los ojos de cualquier observador del equipo blanquillo. De entre el aluvión de nuevos futbolistas, siempre surge un adelantado, un destacado. Cada verano, alguno de los fichajes pega al ojo antes que los demás.

Esta vez ese protagonista es el suizo Oliver Buff. Su manera de moverse con la pelota en los ejercicios tácticos que organiza Natxo González no pasa desapercibida. Sus controles orientados, su rapidez de pensamiento, su facilidad para combinar con el compañero más adecuado, advierten de sus cualidades. El propio entrenador zaragocista, en su comparecencia ante los periodistas a la conclusión de la primera semana de ensayos, admitía este viernes esta apreciación.

"Son jugadores que llaman la atención, son jugadores con desequilibrio, con talento. Sobre todo en espacios reducidos, en el juego de posición, en rondos. Desde luego que chicos como Buff llaman más la atención", reconoció Natxo respecto de lo mostrado en las primeras sesiones por el helvético. Pero enseguida puso el contrapunto: "Al margen de esto, luego está el juego real, la competición. Y, ahí, vamos a ver. No tenemos ninguna duda, por eso espero que jugadores como Oliver (Buff) o como Febas, que se han traído para eso, nos den ese desequilibrio", apostilló.   

http://www.heraldo.es/noticias/deportes/futbol/real-zaragoza/2017/07/15/buff-primer-refuerzo-que-llama-atencion-1186957-611027.html

balon111
balon111 el 23-07-2017 a las 19:20:07

Buff continúa marcando el paso

 

El centrocampista suizo se confirma como una de las grandes atracciones de esta pretemporada. Ayer firmó dos nuevos tantos, uno de ellos de muy bella factura.

 

J. O. L. 23/07/2017 a las 06:00
     
     
     
     
     
Oliver Buff controla el balón ante la presencia del defensa Grippo.
Oliver Buff controla el balón ante la presencia del defensa Grippo.Oliver Duch

Apenas lleva dos semanas de trabajo el nuevo Real Zaragoza de Natxo González. 15 días en los que el entrenador trata de conjuntar y dar forma a un proyecto que ha sufrido una importante renovación respecto al curso pasado. Entre las numerosas caras nuevas, Oliver Buff sigue siendo una de las principales notas positivas en este primer tramo de preparación. El suizo ya ha dado buena muestra de su olfato goleador, además de dejar varios detalles técnicos que le confirman como uno de los futbolistas con mejores cualidades técnicas dentro de la plantilla.

Ayer, durante el encuentro ante el Deportivo Aragón, Buff sacó nuevamente a relucir una de sus grandes virtudes, el disparo desde media distancia. A los 12 minutos, tras un buen arranque del conjunto filial, el suizo envió el balón al fondo de las mallas, haciendo así el primero de la tarde. Fue una precisa y preciosa parábola desde fuera del área, envíada con intención a la escuadra rival, ante la que nada pudo hacer el guardameta del Aragón.

El ex del Zurich todavía añadió un tanto más a un festival goleador al que más tarde se sumaron el brasileño Raí –en dos ocasiones– y Aleix Febas con una diana. Pero no solo de goles vive Buff, que ya había endosado otros tres con anterioridad al modesto Boltaña. El futbolista suizo cuenta con un importante registro de movimientos, gestos e intenciones, que le convierten en una amenaza para cualquier defensa rival.

Su manera de moverse con el balón en los diferentes ejercicios programados por Natxo González así lo confirman. Sus controles orientados, su rapidez de pensamiento, su facilidad para combinar con el compañero más adecuado, advierten de sus ilusionantes capacidades. El propio entrenador ya ha elogiado públicamente el talento de su futbolista.

"Son jugadores que llaman la atención, con desequilibrio, con talento. Sobre todo en espacios reducidos, en el juego de posición, en rondos. Desde luego que chicos como Buff llaman más la atención", advirtió el preparador vasco la pasada semana.

 

Otro de los futbolistas que en sus primeros días en Zaragoza está cumpliendo con las expectativas generadas es el ariete Borja Iglesias. A pesar de ser ante un rival de mucha menor entidad, el delantero ya mostró sus credenciales el pasado jueves ante el Boltaña, al que le endosó también tres tantos. Su olfato goleador constituye una de las principales armas ofensivas del Real Zaragoza la próxima temporada. "Mete muchos goles y eso llama la atención. Sabíamos que nos podía aportar muchas cosas y espero que siga marcando", dijo ayer el técnico.

http://www.heraldo.es/noticias/deportes/futbol/real-zaragoza/2017/07/22/buff-continua-marcando-paso-1188230-611027.html

balon111
balon111 el 23-07-2017 a las 19:21:37

Todavía no lo e visto jugar pero por lo que e leído de el, me parece que con Buff vamos a tener unas buenas tardes en la Romareda.

ZgZ2016
ZgZ2016 el 23-07-2017 a las 20:59:59

balon111 escribió:

Todavía no lo e visto jugar pero por lo que e leído de el, me parece que con Buff vamos a tener unas buenas tardes en la Romareda.
Demasiado se está hablando, luego vienen los chascos. Mejor que la prensa se calle y dejen trabajar sin empezar a añadir la jodida presión de siempre.
mariajose
mariajose el 14-02-2018 a las 12:45:08

Buff: \"Queremos alcanzar la zona de Promoción pero no es fácil\"

\"Tenemos que ganar más partidos si queremos alcanzarla\", ha añadido el centrocampista suizo, a pesar de que el conjunto maño es el segundo mejor en puntos sumados en la segunda vuelta, ya que ha conseguido 10 de 15 disputados hasta el momento


El jugador del Real Zaragoza Oliver Buff ha comentado hoy que el equipo quiere alcanzar la zona de Promoción de Ascenso pero que no es fácil porque todavía está a ocho puntos de distancia.

\"Tenemos que ganar más partidos si queremos alcanzarla\", ha añadido el centrocampista suizo, a pesar de que el conjunto maño es el segundo mejor en puntos sumados en la segunda vuelta, ya que ha conseguido 10 de 15 disputados hasta el momento.

A este respecto, el interés del jugador centroeuropeo se centra especialmente en ganar más partidos de casa, algo que considera \"muy importante\", ya que piensa que vencer lejos de La Romareda es \"más difícil\".

Buff, que volvió a jugar el pasado domingo después de dos meses, entró en la segunda parte del encuentro disputado contra el C.D. Lugo y disfrutó de los últimos 25 minutos en los que marcó un gol y envió un balón al larguero.

\"Después de dos meses sin jugar fue importante para mí volver a disputar minutos, logré marcar un gol pero lo más importante es que conseguimos ganar el partido\", ha señalado en rueda de prensa, y hablando en castellano, el jugador nacido en Baden (Suiza).

El helvético ha explicado que en uno de los meses no entró en los planes del entrenador por decisión técnica pero que en el otro ha estado lesionado.

\"El mes antes de Navidad fue difícil porque un jugador quiere jugar siempre pero el que decide es el entrenador. Yo lo que tengo que hacer es mi trabajo y todo lo posible para ayudar al equipo y el que decide es el míster\", ha añadido.

Buff piensa que físicamente se encuentra en un momento \"muy bueno\" y que trabaja todos los días para mejorar, pero que le falta ritmo de juego por haber estado ausente de los terrenos de juego esos dos meses.

Sobre su adaptación, tanto al fútbol español como al país, a la ciudad y a las costumbres, ha explicado que al principio fue \"difícil\" porque no hablaba nada de castellano y por lo tanto no podía conversar con sus compañeros, pero que ahora las cosas van \"mejor\" porque habla \"un poco mejor\" y ya puede dialogar y entenderse con todo el mundo, algo que considera normal porque se necesita tiempo para aprender un idioma.


Periódico de Aragón
mariajose
mariajose el 15-02-2018 a las 13:47:40

Buff: «No quiero ser uno más, quiero que la gente de Zaragoza me recuerde»


—Usted nació en Baden, pero pronto se marchó a vivir a Zúrich. ¿Cómo irrumpió la chispa del fútbol en su vida?

—Mis primeros contactos con el balón fue a los 4 años. El balcón de mi casa daba a un campo de fútbol de una escuela, ahí veía a los niños jugar y yo también quería participar. Desde entonces solo buscaba el rato de jugar con la pelota.


—He pasado casi toda mi vida con esos colores, llegué muy joven al fútbol base y desde ahí fui creciendo hasta llegar a jugar con el primer equipo. He sido un jugador que se ha criado ahí. He hecho de todo en el Zúrich, hasta me tocó trabajar en la oficina.

—¿Por qué motivo tuvo que hacer esa labor?

—Era un servicio obligatorio en Suiza. Buscan que te formes de la mejor manera y para ello te exigen que trabajes en algún departamento. Yo me quedé a ayudar en las oficinas del Zúrich, junto a mi amigo y excompañero Josip Drmic, que ahora juega en el Borussia Mönchengladbach.

—Usted formó parte de uno de los mayores logros en la historia futbolística de Suiza tras conseguir el Campeonato del Mundo sub-17. Fueron una generación maravillosa.

—Creo que es el mayor éxito. Hasta entonces solo se había conseguido una Eurocopa sub-17 y lo que hicimos nosotros fue todo un acontecimiento para nuestro país. La gente lo celebró por las calles. Fuimos un equipo con grandísimos jugadores. Estábamos Drmic, aunque él no fue por problemas con el pasaporte, Xhaka, Ricardo Rodríguez, Seferovic… Éramos todos jóvenes promesas del fútbol europeo.

—Tras ganar la Copa del Mundo tuvo muchas ofertas y propuestas de equipos muy importantes.

–Cuando logras un título así todos los clubs importantes miran a ver los jóvenes jugadores que hay en esa plantilla. Hubo equipos como el Inter de Milán o el Oporto que preguntaron por mí, pero al final no se concretó nada. Yo quería hacer muchos partidos en el Zúrich y luego probar en otro país.

—Usted fue uno de los jugadores más destacados de aquella selección, llevaba la batuta.

—Jugué todos los partidos en el centro del campo y me sentí muy bien. Jugábamos un 4-4-2, con Kasami y yo en el medio.

—¿En qué posición se siente más cómodo jugando?

—Donde más disfruto es de 10, jugando por detrás de los atacantes. Creo que es donde más cómodo me siento, aunque también he jugado mucho de 6. En estas dos posiciones rindo mejor. Aunque en el Zúrich solo me ha faltado jugar de portero porque me han llegado a poner de central hasta de lateral derecho.

—¿Fue algo habitual que desempeñase funciones defensivas?

—La verdad es que fue algo puntual, bastante raro. Alguna vez me tocó jugar como Simone Grippo, en el centro de la defensa. Recuerdo un partido contra el Borussia Mönchengladbach en la Europa League donde jugué como central. La prueba fue muy exigente, pero me tuve que adaptar a aquello que me pedía el entrenador.

—¿Cómo le perjudicó tanto cambio de posición en su progresión?

—Perdí dos años en mi progresión por jugar de forma repetida lejos de los puestos donde más he rendido. La edad que va de los 20 a los 21 años es una fase muy importante para el crecimiento del futbolista, y conmigo no supieron encontrar la mejor ubicación. Creo que hubiera podido explotar más como futbolista si no hubiera tenido tanta inestabilidad en el campo.

—¿Se arrepiente de no haberse marchado antes al extranjero?

—En el Zúrich todo cambió mucho. Al principio ellos me decían que lo iba a jugar todo, que iba a ser muy importante. Pero un entrenador me relegó a un segundo plano y estaba preocupado. Muchos compañeros míos estaban fuera teniendo buenas experiencias y yo estaba estancado, sin poder crecer mucho. Siempre tuve la duda de haber aceptado alguna oferta, pero me tiró quedarme en el Zúrich.

—Usted se quedó con el Zúrich cuando descendieron a Segunda División. En vez de marcharse permaneció en su equipo.

—No podía dejar al equipo así, tenía que quedarme y devolverlo a la elite. Al fin y al cabo he pasado ahí parte de mi vida, es parte del sentimiento. Tampoco quiero ser un jugador que cambie constantemente de club porque no estaría contento. Esto va más allá de un trabajo, en el fútbol también importa el sentimiento de pertenencia. No quiero ser un jugador más, yo quiero dejar huella y después de mi retirada que la gente me recuerde. Y esto mismo me encantaría hacer en el Real Zaragoza. Quiero que sea más que una experiencia.

—Resulta raro hoy en día ver un futbolista que tiene en cuenta sus sentimientos hacia un club.

—Fue una decisión nada positiva para mi carrera, pero no iba a salir del club en esas condiciones. Hablé mucho con mis padres y mi representante, les dije que no me iba de ahí. Ahora puedo hablar con la gente del club, y con los aficionados sin tener remordimientos. Tuve ofertas de otros equipos, pero en el fútbol importan más los sentimientos.

—Los fans querían que se quedase en el Zúrich. ¿Por qué decidió partir hacia una nueva experiencia?

—Tenía 25 años, ya no era aquel joven. Consideré que mi etapa en Suiza había llegado a su fin, quería probar otras culturas, un fútbol diferente, y el Real Zaragoza era ideal. Lo que buscaba. Un club histórico, de una ciudad importante y que acabará jugando en Primera. Lo tiene todo.

—Dicen que usted tiene una fuerte personalidad. Perdió el derbi contra el Grasshopper por 5-0 y la mayoría de los futbolistas esquivaron a la prensa, sin embargo usted quiso dar la cara.

—Es lo menos que se puede hacer por los fans y todas esas personas que hay detrás. Pierdes contra tu máximo rival, entiendo que es lógico que se den explicaciones. A veces uno piensa demasiado, pero el futbolista tiene también que saber dejarse llevar.

—¿Cómo fueron sus primeros contactos con Lalo Arantegui?

—Cuando Lalo contactó conmigo me expuso desde el primer momento el objetivo del proyecto que llevaba entre manos. Quería hacer un equipo joven y de futuro cuyo objetivo no era otro que ascender a Primera División. Hablando con él me dijo que me conocía desde el 2014, me vio en el partido que jugamos con el Zúrich en Villarreal.

—En apenas seis meses ya habla castellano con soltura, su adaptación a la cultura española está siendo bastante rápida.

—El español es un idioma que me gusta, desde el primer momento que llegué aquí quería aprender el idioma cuanto antes. Ya no solo por querer saber más la lengua, un futbolista está obligado a adaptarse al país donde está y a su cultura. Es indispensable para rendir mejor.

—¿Cuántos idiomas habla?

—Hablo cuatro idiomas, alemán, suizo-alemán, inglés y, ahora, español. Estudié francés en la escuela pero lo he olvidado todo. El español lo llevo bastante bien, pero tengo que mejorar en la conjugación de los tiempos pasados.

—¿Cómo ha vivido el cambio de vida entre Suiza y España?

—No hay un choque cultural muy elevado con respecto a Suiza. Aquí la gente es mucho más abierta, la comida y el tiempo están muy bien. Quizás el calor que hacía en verano era algo asfixiante, por las noches no podía dormir porque mi aire acondicionado estaba roto y el calor era muy duro. Las primeras semanas no pegaba ojo.

—¿Cree que el ritmo de la competición española le ha podido pasar factura?

—Puede que al principio me haya costado adaptarme, pero he jugado partidos de Europa contra el Villarreal y más ritmo que ahí es difícil que pueda haber. Hay que saber adaptarse a un fútbol diferente, sin embargo yo pienso que tengo cualidades que encajan con este tipo de campeonato.

—Al principio comenzó jugando con regularidad. Sin embargo, hasta el pasado partido frente al Lugo disputó once minutos en los últimos ocho partidos. ¿Cómo vivió esta situación?

—Ante el Huesca no lo hice bien, ninguno rendimos correctamente. A partir de ahí jugué menos, pero es el míster el que tiene la responsabilidad de elegir los jugadores que crea que mejor van a ayudar al equipo. El dijo que iba a jugar menos y para mí fue muy difícil porque es una situación que me afectó. Pero ahora creo que tendré más protagonismo ya que me esfuerzo mucho cada día.

—¿Tuvo muchos problemas físicos?

—No, no he tenido nada especial. Cuando jugaba miraba mis estadísticas y muchas veces he sido el que más ha corrido.

—Frente al Lugo hizo un sombrero nada más salir y, además, marcó un golazo de falta y da un travesaño. Fueron unos minutos soberbios.

—Sentí que volví a debutar. Se trató de un partido importante para mí. Sé que va a haber buenos momentos en la temporada de la misma forma que ha habido malos. No soy un jugador que se acostumbre a anotar goles, pero suelo marcar algún gol de falta directa.

—Están usted y Zapater. Buena pareja para lanzarlas.

—Zapa le pega muy bien, sus disparos están llenos de potencia. Los míos, quizás, van más colocados. A mí me gustan más los lanzamientos más cercanos al área, pero es muy buena noticia para el equipo que estemos dos lanzadores así.

—¿Qué le transmite Natxo González en los entrenamientos?

—Una semana antes del partido entrené muy bien. El míster habló conmigo antes del partido y me transmitió su confianza. Me dijo que creía en mí y que aún tenía mucho que ofrecer. El triunfo en La Romareda no fue solo mío, todo el equipo rindió muy bien, pero también me lo facilitó el rival. Cuando un equipo deja espacios y no se cierra atrás yo puedo tener una mayor presencia. Posiblemente no hubiera jugado igual contra el Alcorcón.

—¿Qué le faltó al equipo en el primer tramo de Liga?

—Creo que no hemos tenido mucha suerte en varios encuentros. Posiblemente nuestro juego ha merecido muchos más puntos, pero es cierto que en los últimos partidos que disputamos a final de año no jugamos a un buen nivel. Ahora estamos en un momento positivo y tenemos que tratar alargarlo.

—¿Cree la plantilla que el objetivo sigue siendo mirar arriba?

—Todos nosotros miramos arriba. Sabemos que estamos aún lejos, pero estamos mejorando y los resultados nos están acompañando. Estamos en la buena dirección y podemos aspirar a más. Queremos subir, pero tenemos que ir partido a partido.


Periódico de Aragón
mariajose
mariajose el 15-02-2018 a las 13:50:37

«En el partido contra el Lugo sentí que volví a debutar»


—Dicen que usted tiene una fuerte personalidad. Perdió el derbi contra el Grasshopper por 5-0 y la mayoría de los futbolistas esquivaron a la prensa, sin embargo usted quiso dar la cara.

—Es lo menos que se puede hacer por los fans y todas esas personas que hay detrás. Pierdes contra tu máximo rival, entiendo que es lógico que se den explicaciones. A veces uno piensa demasiado, pero el futbolista tiene también que saber dejarse llevar.

—¿Cómo fueron sus primeros contactos con Lalo Arantegui?

—Cuando Lalo contactó conmigo me expuso desde el primer momento el objetivo del proyecto que llevaba entre manos. Quería hacer un equipo joven y de futuro cuyo objetivo no era otro que ascender a Primera División. Hablando con él me dijo que me conocía desde el 2014, me vio en el partido que jugamos con el Zúrich en Villarreal.

—En apenas seis meses ya habla castellano con soltura, su adaptación a la cultura española está siendo bastante rápida.

—El español es un idioma que me gusta, desde el primer momento que llegué aquí quería aprender el idioma cuanto antes. Ya no solo por querer saber más la lengua, un futbolista está obligado a adaptarse al país donde está y a su cultura. Es indispensable para rendir mejor.

—¿Cuántos idiomas habla?

—Hablo cuatro idiomas, alemán, suizo-alemán, inglés y, ahora, español. Estudié francés en la escuela pero lo he olvidado todo. El español lo llevo bastante bien, pero tengo que mejorar en la conjugación de los tiempos pasados.

—¿Cómo ha vivido el cambio de vida entre Suiza y España?

—No hay un choque cultural muy elevado con respecto a Suiza. Aquí la gente es mucho más abierta, la comida y el tiempo están muy bien. Quizás el calor que hacía en verano era algo asfixiante, por las noches no podía dormir porque mi aire acondicionado estaba roto y el calor era muy duro. Las primeras semanas no pegaba ojo.

—¿Cree que el ritmo de la competición española le ha podido pasar factura?

—Puede que al principio me haya costado adaptarme, pero he jugado partidos de Europa contra el Villarreal y más ritmo que ahí es difícil que pueda haber. Hay que saber adaptarse a un fútbol diferente, sin embargo yo pienso que tengo cualidades que encajan con este tipo de campeonato.

—Al principio comenzó jugando con regularidad. Sin embargo, hasta el pasado partido frente al Lugo disputó once minutos en los últimos ocho partidos. ¿Cómo vivió esta situación?

—Ante el Huesca no lo hice bien, ninguno rendimos correctamente. A partir de ahí jugué menos, pero es el míster el que tiene la responsabilidad de elegir los jugadores que crea que mejor van a ayudar al equipo. El dijo que iba a jugar menos y para mí fue muy difícil porque es una situación que me afectó. Pero ahora creo que tendré más protagonismo ya que me esfuerzo mucho cada día.

—¿Tuvo muchos problemas físicos?

—No, no he tenido nada especial. Cuando jugaba miraba mis estadísticas y muchas veces he sido el que más ha corrido.

—Frente al Lugo hizo un sombrero nada más salir y, además, marcó un golazo de falta y da un travesaño. Fueron unos minutos soberbios.

—Sentí que volví a debutar. Se trató de un partido importante para mí. Sé que va a haber buenos momentos en la temporada de la misma forma que ha habido malos. No soy un jugador que se acostumbre a anotar goles, pero suelo marcar algún gol de falta directa.

—Están usted y Zapater. Buena pareja para lanzarlas.

—Zapa le pega muy bien, sus disparos están llenos de potencia. Los míos, quizás, van más colocados. A mí me gustan más los lanzamientos más cercanos al área, pero es muy buena noticia para el equipo que estemos dos lanzadores así.

—¿Qué le transmite Natxo González en los entrenamientos?

—Una semana antes del partido entrené muy bien. El míster habló conmigo antes del partido y me transmitió su confianza. Me dijo que creía en mí y que aún tenía mucho que ofrecer. El triunfo en La Romareda no fue solo mío, todo el equipo rindió muy bien, pero también me lo facilitó el rival. Cuando un equipo deja espacios y no se cierra atrás yo puedo tener una mayor presencia. Posiblemente no hubiera jugado igual contra el Alcorcón.

—¿Qué le faltó al equipo en el primer tramo de Liga?

—Creo que no hemos tenido mucha suerte en varios encuentros. Posiblemente nuestro juego ha merecido muchos más puntos, pero es cierto que en los últimos partidos que disputamos a final de año no jugamos a un buen nivel. Ahora estamos en un momento positivo y tenemos que tratar alargarlo.

—¿Cree la plantilla que el objetivo sigue siendo mirar arriba?

—Todos nosotros miramos arriba. Sabemos que estamos aún lejos, pero estamos mejorando y los resultados nos están acompañando. Estamos en la buena dirección y podemos aspirar a más. Queremos subir, pero tenemos que ir partido a partido.


Periódico de Aragón

Respuesta rápida

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en losblanquillos.com: